Don Timoteo en La Tele anunció su toque del 26

Presenta su disco en el Teatro El Galpón

El magazine matutino Día Perfecto (La Tele), recibió a parte de los integrantes de Don Timoteo quienes adelantaron sus próximas actuaciones.

“El Alemán”, fue el vocero del grupo y contó cómo viven la experiencia de ostentar el preciado galardón de ser la murga campeona del Carnaval 2014. “Por suerte seguimos celebrando” explicó el músico quien además aprovechó para invitar a los seguidores de la murga para sus próximas presentaciones.

Los festejos por el título de Don Timoteo seguirán durante todo este año con diversas actuaciones en Uruguay y en el exterior.

Aquellos que deseen reencontrarse con la mejor murga de 2014 tendrán la oportunidad de hacerlo el próximo sábado 26 de abril en el Teatro El Galpón (18 de Julio y Carlos Roxlo), donde los integrantes de Don Timoteo presentarán el show en su versión completa. “Vamos a presentar el show entero”, explicó ‘El Alemán’ quien adelantó que esa será la instancia propicia para presentar en sociedad y formalmente el nuevo disco de la murga, que contiene un registro de la actuación completa de Don Timoteo.

“El Alemán”, mostró ante cámaras la portada del nuevo disco de la murga campeona 2014 e informó que está editado bajo el sello de Montevideo Music Group.

El integrante de Don Timoteo, también recordó en diálogo con Día Perfecto que habrá sorpresas en el show del 26 de abril. “Hay invitados, después que la murga cante va a estar una banda espectacular”.

El éxito de la murga Don Timoteo trasciende fronteras, y eso queda demostrado con la agenda internacional de presentaciones que tiene prevista la murga. Previo a su actuación en Día Perfecto, los integrantes de Don Timoteo recordaron que en setiembre comenzarán su gira por Cuba.

Teatro El Galpón, Sala César Campodónico
Sábado 26 de abril, 23:30 – única función
Entradas $240 – En venta en Abitab.

-

Publicado por UruguayCarnavalero
Fuente.- La República

Don Timoteo recargado

La vieja murga de la Unión, la primera en debutar en la liguilla del concurso, sorprendió con el regreso al plantel del cupletero Rafa Cotelo

Juan Samuelle @juansamuelle

Don Timoteo con Rafa Cotelo en el Teatro de Verano

“Solo en Ema”, respondió Rafa Cotelo cuando El Observador lo consultó sobre en quién pensó cuando en la noche del sábado salió a actuar en el escenario del Ramón Collazo como integrante de Don Timoteo, una de las principales candidatas al título de campeón en el torneo carnavalero para las murgas.

Ema es la más pequeña de las dos hijas del murguista y comunicador. Una enfermedad de la niña obligó al cupletero a concentrar el 100% de su tiempo y energías en ayudar a su pequeña y por ello, a pocos días de comenzar el concurso de carnaval, a mediados de enero, con todo el dolor del alma decidió que no podría andar de tablado en tablado. La prioridad era ayudar a Ema y sus compañeros de la murga lo comprendieron y respaldaron.

“Pero por suerte la cosa mejoró, ella está un poquitito mejor y será una recuperación lenta y larga, pero todo mejoró y pude volver a la murga”, dijo en medio de un mar de abrazos y saludos donde antes que preguntarle por la murga todo el mundo lo hacía por Ema.

Rafa Cotelo, ausente en las presentaciones de Don Timoteo en el Teatro de Verano en las dos ruedas iniciales del concurso, pudo estar en la lista de 17 componentes que el sábado, actuando a primera hora, estrenaron la actividad de la Liguilla carnavalera de 2014, en lo que fue la tercera pasada ante el jurado de este viejo título murguero, oriundo del barrio Unión, que tiene como directores al futbolista Álvaro “Chino” Recoba y el entrenador Rafael Perrone.

Tras la actuación de la murga cuyo plantel fue en este caso el 100% del que integró en 2013 la murga Asaltantes con Patente, ganadora entonces del primer premio en la categoría, cansado pero muy contento con la labor del grupo, con un vaso de refresco en la mano y su otra hija (Clara) al costado, Rafa dijo a El Observador que “Ema es la gran responsable de mi presencia acá, ella metió y sigue metiendo como una leona, por suerte esta mejor, todo viene bien y por eso merecía que me acuerde de ella en ese momento, al salir a actuar”.

Poco antes de la charla con el periodista un vendedor de churros que trabaja en el Teatro de Verano le dio un beso, lo felicitó por la actuación y le contó que, sin conocerlo, había rezado mucho por él, por su familia y especialmente por Ema.

“Es increíble, la verdad que no se cómo agradecerle a toda la gente, a la que conozco es más fácil, claro, pero hay mucha gente que nos dio fuerza, que nos ayudó y no la conozco, hubo cartas, cadenas de oraciones, misas, reiki, gente que pasaba y te tocaba la bocina y te levantaba el pulgar, de todo, la verdad es que estaremos eternamente agradecidos por tanto amor”, comentó.

Hasta subir con la murga al Teatro de Verano Rafa había podido realizar apenas cinco tablados de las decenas de actuaciones que realizó el conjunto. Pero, felizmente, todo se está normalizando y la mejoría de Ema le permitía en la noche de ese mismo sábado salir de tablados por los barrios, algo que lo apasiona, “tenemos cuatro, hoy mismo, por eso me están apurando”, dijo en tanto sus compañeros reclamaban su presencia en la bañadera, lo que se vio demorado luego porque lo esperaban para saludar una barra de amigos y varios compañeros de Canal 10.

En relación al espectáculo, como ya lo manifestó El Observador tras su debut, es de elevado nivel artístico, merecedor de calificaciones máximas o casi en todos los rubros, en un show que mantiene atento al público en los 45 minutos y aunque ya lo haya observado varias veces.

El eje temático es la necesidad que existe en la sociedad de tener siempre un enemigo a mano. “En busca del enemigo”, precisamente, se titula el espectáculo de Don Timoteo, que tiene como principales figuras a Diego Bello, Pablo Aguirrezabal y el regreso ahora de Rafael Cotelo, quien en casi todo el carnaval fue reemplazado por Fabricio Cauteruccio, quien integraba el elenco como primer suplente, atento para cubrir la eventual ausencia de algún componente. Incluso la sorpresiva baja de Rafa Cotelo generó un reordenamiento de los roles protagónicos asumiendo distintos murguistas las labores que tenía Cotelo, sobre todo Gonzalo Imbert y Marcelo Pallarés.

El conjunto dirigido escénicamente por Pablo Riquero, con textos de Carlos Tanco, la puesta en escena de Pablo Routin, vestido por Paula Villalba y con el maquillaje a cargo de Rosario Viñoly, está capacitada para ganar, no obstante hay otras buenas propuestas que son “el enemigo” en esta contienda (A Contramano, La Trasnochada, Curtidores de Hongos, Diablos Verdes y Cayó la Cabra, por ejemplo) que incluso todavía deben concurrir una vez más al Ramon Collazo del Parque Rodó para concursar, por lo tanto habrá que esperar y ser cautos, sobre todo en este carnaval donde ya hubo un par de sorpresas cuando el jurado comunicó la lista de los clasificados a la Liguilla, quedando eliminadas algunas propuestas que para muchos, incluso varios expertos, estaban entre las mejores en sus categorías.

Los 24 mejores arrancaron la Liguilla

La Liguilla del carnaval comenzó el sábado pasado, menos de 24 horas después de la divulgación de la identidad de los 24 conjuntos que, de un total de 37, seguían en carrera en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas que organiza Daecpu.

Al cierre de esta edición estaba por comenzar la segunda etapa de las seis que habrá en la Liguilla, cada una con cuatro espectáculos de conjuntos que están realizando su tercera presentación ante el jurado que preside Andrés Tulipano.

Hoy se realiza la tercera etapa y, salvo que haya suspensiones por el mal estado del tiempo, la sexta y última se hará en la noche del jueves.

En la madrugada siguiente, en el marco de la tradicional Noche de los Fallos, se conocerá la identidad de los ganadores del primer premio. Por lo tanto, el viernes de noche y durante el fin de semana se realizarán los espectáculos de entrega de premios a los primeros y segundos premios.

Quedan en competencia las mejores 11 murgas, cinco parodistas, cuatro comparsas, dos revistas y dos humoristas.

De los campeones de 2013, solamente tres permanecen “con vida” para defender sus coronas: parodistas Nazarenos, la comparsa Sarabanda y los humoristas Cyranos. La murga Asaltantes con Patente este año no participa (pero casi todos sus integrantes lo hacen como parte de Don Timoteo) y la revista Madame Gótica fue uno de los 13 títulos eliminados previo a la Liguilla.

Para los espectáculos de la Liguilla el precio de las entradas es $ 350 la platea alta y $ 200 la platea baja (o $ 150 más 100 Abis). Hay capacidad para 4.200 espectadores sentados. Son todas localidades numeradas y se venden en locales de la red de Abitab o, si hay remanentes, en las boleterías del Teatro de Verano desde la hora 19.

Cifras destacadas

cinco…

veces ganó Rafael Cotelo el primer premio en murgas, cuatro veces con Agarrate Catalina (2005, 2006, 2008 y 2011) y una vez con Asaltantes con Patente (2013).

cuatro…

veces ganó el primer premio en murgas Don Timoteo, en los años 1963, 1966, 1974 y 1986.

-

Fuente.- El Observador

Don Timoteo se posicionó para definir la categoría murgas

La Buchaca tuvo poca comunicación con la platea

En el arranque de la Liguilla del Concurso Oficial, la murga Don Timoteo mejoró aún el grado de excelencia de las dos actuaciones anteriores y confirmó que estará definiendo la categoría.

Gustavo Trinidad

A la murga La Buchaca le costó la comunicación con la platea y, posiblemente, haber subido a escena luego de la actuación de Don Timoteo no le ayudó. Por su parte La Gran Siete corroboró la justicia de estar entre las 11 mejores murgas del año.

De igual forma Aristophanes ratificó que está entre los mejores espectáculos de parodistas.

Don Timoteo debería estar definiendo la categoría murgas, porque mostró, en las tres pasadas por el escenario del Ramón Collazo, el espectáculo más parejo. En esta tercera función retornó al grupo Rafael Cotelo, quien se había tenido que alejar por un problema de salud de su hija. Es una felicidad que esa situación haya mejorado y también el regreso de una persona muy querida. Además, aportó una cuota distinta al espectáculo no solo por su personalidad, sino bromeando con su regreso: elementos nuevos que vienen muy bien para una tercera función.

Nuevamente Pablo Aguirrezábal y Diego Bello fueron eficaces y complementarios a la hora de lograr el humor. El canto y la musicalidad resultaron impecables, secuencias como “los delincuentes de antes y los de ahora” y “los parásitos del Estado”, volvieron a ser muy disfrutables. Un vestuario deslumbrante de Paula Villalba y el maquillaje de Rosario Vignoly, completan un, sino el mejor, espectáculo de murgas del año. Está claro que faltan pasar muchas en la tercera rueda, pero desde el punto de vista del Concurso, lo que falta es ver cuál puede ponerse a la altura para competir con Don Timoteo.

Aristophanes, con las parodias “las aventuras del joven Moliere” y “Ricardo Espalter”, volvió a brindar un buen espectáculo, cuyos puntos altos son las actuaciones y el texto, nada menos. Hubo un ida y vuelta constante con la platea. El espectáculo comenta, sin decirlo, esa interesante similitud entre la vida y la comedia, y los hombres como actores del personaje que nos ha tocado en suerte. Mirado desde el Concurso, el grupo tiene grandes rivales y da ventajas en algunos rubros.

Murga La Gran Siete, desde la presentación en que juega con el lenguaje mal hablado, ya está dejando su impronta de murga diferente. Es que ya está todo dicho y hay que decirlo de otra forma. Hay un juego con el pasado en el cuplé del gaucho moderno. El salpicón sacude a toda la murga y es uno de los mejores momentos junto con “Los viejos fachos” y los indios Woki Toki que se ganan al público.

En tanto, la murga La Buchaca pareció tener poca comunicación con la platea en las tres funciones del Teatro de Verano. El texto de “Los Nonos” es una mirada despiadada y real a un país de viejos gobernado por viejos. Se notó también cierta falta de peso escénico en los protagonistas. La murga cantó fuerte y claro.

-

Fuente.- La República

Liguilla – 1ª

Don Timoteo se copa

Arrancó la liguilla en el Teatro de Verano y la preocupación es que humildemente acertamos 23 de los 24 clasificados no tenemos claro si eso es bueno o el jurado también está equivocado.

Por Gabriel Méndez

DON TIMOTEO. Una murga que evidentemente se preparó para ganar desde el comienzo, la perdida de Rafael Cotelo días antes del comienzo del concurso fue una baja sensible para un plantel plagado de talento pero que se quedaba sin una de sus figuras centrales.

A lo largo del concurso fue demostrando que tenia con que ilusionarse y en esta oportunidad con el plantel completo dio la mejor función de todas.

Pequeñas “mechas” y algún cambio de roles en los artistas permitieron disfrutar de esta murga en su real dimensión.

Sin dudas estará en la definición de la categoría y puede ser una de las que disfrute en grande al final de la semana.

LA BUCHACA. Fue la sorpresa de la liguilla, pocos creíamos que este conjunto llegaría a esta instancia, de todas maneras alcanzo su pasaje y llego a demostrar que no era el convidado de piedra.

Una correcta actuación sin mayores cambios a lo ya mostrado con anterioridad permitió a este conjunto disfrutar por primera vez las finales del concurso.

Se notó mejor al coro y creemos que estará cerrando el tanteador entre sus pares aunque todo puede pasar en el reino de Momo.

LA GRAN SIETE. Volvió a festejar el pasaje a la liguilla, en las notas previas los componentes manifestaban su alegría por el logro obtenido y entendían que esta era la rueda para gozar del concurso y no preocuparse por posiciones definitivas.

En varios momentos del espectáculo los componentes hicieron alusión a esto como quitándole presión al momento.

Un aparte merece el cuplé de los indios Walkie Talkies donde la mayoría del grupo mira desde las “patas” del escenario a cinco componentes por más de 10 minutos como hacen disfrutar al público del uno de los mejores momentos del concurso.

Obviamente no es una de los mejores años de este conjunto pero a ellos poco le importa, alcanzaron su mayor meta, conseguir la plata para vacacionar en Florianópolis gracias al carnaval.

ARISTOPHANES. Por segundo año consecutivo logra estar entre las que llegan a las finales y eso tiene un merito superlativo.

En una categoría donde la inversión económica marca muchas veces las posibilidades finales de los ganadores, este conjunto busca darle otro camino al género buscando formulas alternativas no tan costosas y conseguir resultados absolutos.

Evidentemente este título no se parece a sus rivales así que es muy difícil comparar, se apuesta a otra cosa y el público se lo agradece con palmas, gritos y hasta por momentos ovación.

Acá no hay blanco o negro esto es o mata o muere sería raro verlo en posiciones secundarias, gana o sale quinto, así debería ser el jurado debe marcar el camino de la categoría para el futuro o se necesitan 50 mil dólares para competir al más alto nivel o demostramos que con poca inversión y mucho talento artesanal, también se compite.

-

Fuente.- CdF

Rafa Cotelo salió con Don Timoteo

Su hija está mejor de salud y el comunicador salió con la murga. El sábado estuvo en el teatro de verano y también en el Velódromo

Prioridades son prioridades y este año Rafa Cotelo dio un paso al costado a Don Timoteo para cuidar y atender la salud de Ema, su hija. Por suerte, la pequeña evoluciona bien y el conductor de Hola vecinos pudo hacer un poco de tablado.

El sábado se presentó con la murga en el Teatro de Verano y entre otros tablados, también estuvo en el Velódromo Municipal. A punto de subir al escenario lo capturó TV Show. Ya sobre las tablas no faltaron sus bromas con sus compañeros por su ausencia en el espectáculo, así como tampoco el apoyo del público ante su presencia.

-

Fuente.- El País Digital

Don Timoteo en el grupo de las mejores murgas

Divertida, ocurrente y crítica

Parodistas Aristophanes demuestran que la calidad no necesita de superproducciones. La comparsa Integración, murga Don Timoteo, parodistas Aristophanes y murga La Gran Siete, cumplieron su segunda actuación en el Concurso del Teatro de Verano.

Gustavo Trinidad

Don Timoteo volvió a desplegar un espectáculo que está en el grupo de los mejores de su categoría. El texto tiene sus puntos altos en la secuencia que compara los valores de la delincuencia de antes con la actual. Momento de mucha ironía que oscila entre el humor y la advertencia de una creciente cultura del delito.

Otro momento a destacar es “las lacras del Estado” que maneja esa paradoja tan uruguaya de querer vivir del Estado a la vez que este por un lado da y por otro “ahorca”. Otros momentos son más irregulares textualmente. La dupla Diego Bello-Pablo Aguirrezábal, es implacable a la hora de lograr el humor. Cantos y musicalidad son excelentes y se disfruta además de uno de los mejores vestuarios de la categoría.

Parodistas Aristophanes siguen haciendo un estilo diferente en la categoría y ojalá lo profundicen en vez de asemejarse cada vez más al parodismo “oficial”. Es una estrategia inteligente hacer la arenga que busca la comunicación con el público, incluso bajando del escenario, al principio y no al final como se acostumbra. Eso ya deja prendada a la platea y la comunicación queda establecida. Recurren a una faceta “brechtiana” que quiebra el argumento central del espectáculo para hablar de las relaciones humanas a la interna del grupo. Un espectáculo que cubre a creatividad y calidad; la falta de una superproducción técnica.

La murga La Gran Siete volvió a mostrar un espectáculo muy ocurrente y divertido. Tiene una dura crítica social en la secuencia de los “Viejos fachos”. La risa más contundente llega con los indios Wokitoki.

Por su parte la comparsa Integración apunta a contar algunos pasajes de la vida de la mítica Martha Gularte. Charo Martínez ofició bien de narradora, con una fuerte presencia escénica y un texto correcto. Sin embargo las secuencias escénicas que desarrollan esos momentos, merecieron mayor agudeza y creatividad. En los primeros 15 o 20 minutos el espectáculo se hace lento.

-

Fuente.- La República

5ª – Segunda rueda

Don Timoteo y Aristophanes los más aplaudidos

Quinta etapa en el Teatro de Verano a tribuna colmada con conjuntos que dieron el todo para lograr el objetivo de llegar a Marzo.

Por Gabriel Méndez

INTEGRACION. Regresaba al concurso luego de unos cuantos días, los problemas internos en este grupo derivaron en algunas renuncias lo que terminó jugándole en contra a este conjunto.

Obviamente la renuncia de Washington Sassi que además de representar actoralmente el papel principal era el director artístico de la obra diezmó las posibilidades del conjunto liderado por Florencia Gularte.

Vale aclarar que Charo Martinez realizó un gran trabajo suplantando a Sassi asumiendo el rol de ser quien contaba la historia y lo hizo con gran solvencia.

La falta de producción en una categoría altamente competitiva seguramente le restará posibilidades a la hora del pasaje a la liguilla.

DON TIMOTEO. Ajustó su espectáculo fundamentalmente en los diálogos intermedios donde se notó a Pablo Aguirrezabal “más suelto” en esos diálogos que mantiene con Diego Bello encargados de llevar el hilo de la actuación de este título.

Desde el comienzo la murga se presenta estéticamente impecable con una complementación de vestuario y maquillaje maravillosa y un coro potente a la hora de plantarse frente a los micrófonos.

Escuchamos un bajo de volumen a los segundos de esta murga, eso lo ratificamos cuando alguno de ellos fue a realizar un “solo” y solamente oíamos el retorno interno del escenario, una pequeña falla técnica no atribuible a la actuación en si.

Este es un título que se preparó para ganar la categoría y eso es un mochila importante pero, el talento y el virtuosismo de sus componentes disimulan la presión y el compromiso que evidentemente tienen.

Veremos por tercera vez a este grupo en pocos días y ahí se jugaran la chance de ser los ganadores de la temporada.

ARISTOPHANES. Es sin dudas uno de los mejores espectáculos de la categoría parodistas.

Su texto es rico en composición literaria y cuenta con grandes momentos de humor que son bien recibidos por los aficionados.

Actoralmente son impecables y la búsqueda de climas se logran en todo momento logrando resultados altamente disfrutables.

Evidentemente en un concurso de rubros pueden dar ventajas ya que no son los mejores cantando, no son los mejores vestidos ni maquillados, no tiene una escenografía fastuosa pero, tienen algo que el dinero no puede comprar, talento, creatividad e ingenio.

Difícil tarea para un jurado que deberá decidir que pesa más en estos carnavales, si la súper producción basada en muchos miles de dólares o la coherencia de respetar lo interpretado con la imagen visual del mismo, veremos que quiere el jurado.

LA GRAN SIETE. Volvió con su espectáculo 2014 a divertir y divertirse en una postura que desde siempre respeta a carta cabal.

Este título que como decimos cada año tiene pase libre para hacer cosas que otros no se animarían. Pocos se animarían a dejar más de ocho minutos a cinco componentes en el escenario donde se dialoga y no se canta mientras el resto de la murga disfruta esas cortas vacaciones escénicas.

El texto tiene momentos brillantes y otros que no lucen tanto pero, el clima que generan los conducidos por Guillermo Lamolle hacen que esas carencias se cubran por ejemplo en actividades tales como “quien le pasa la letra a Carlitos Prado”, cuanto tiene que bajar el micrófono Leonardo Anchustegui o “ los pelos verdes del director son realmente tinta?” todas actividades lúdicas que ellos mismos nos enseñaron con aquella vieja canción dedicada al cuplé del embole.

“Los Viejos Fachos” es una joyita desde lo textual lo visual y lo auditivo, fiel reflejo de una sociedad envejecida de mente que siempre le busca un pero a todo.

En resumen un buen trabajo de esta murga que quiere liguilla y tiene potencial para lograrlo, en un año flojito de murgas La Gran Siete puede estar en las finales.

-

Fuente.- CdF

Don Timoteo, y el “enemigo”

Opinión

Reconozco que desde que vi la actuación de Don Timoteo en el Teatro me asaltó una nerviosa contradicción. Por un lado me metí en el sayo del que enfrentando al “enemigo” se termina pareciendo a él.

Jorge Pasculli

Y en esa lucha nos cerramos como bichito de la humedad, nos ponemos la caparazón y en tren de defendernos del “enemigo” terminamos negando toda posibilidad autocrítica y de escuchar sanas críticas o “insanas” pero críticas ciertas. Reconozco que por momentos me siento así, y me molesta porque es profundamente insaluble y reaccionario.

Me gustaría salir de esa “trampa”. Me gustaría que no hubiera “enemigos”. Que fuésemos todos “seres humanos” interesados en ayudarnos, en ser felices y disfrutar de la vida. Pero no parece sencillo. Ojalá patrones y obreros no fuéramos “enemigos”. Ojalá blancos, colorados, frenteamplistas, independientes, otros partidos y sin partidos, no fuéramos “enemigos”. Ojalá hinchas de Peñarol-Nacional, Rampla-Cerro y demás, no fuéramos “enemigos”. Ojalá, gentes de diferentes países, de diferente color y raza, de diferentes religiones y culturas, no fuéramos “enemigos”.

Ojalá aquellos que hayamos estado distanciados (incluso familiares) no seamos “enemigos” para toda la vida. Ustedes podrán agregar seguramente más categorías. ¿Qué prueba todo esto? Que el alegato de Don Timoteo es muy vigente. No resulta fácil. Se mezclan la sana pasión en defensa de una causa legítima con el orgullo personal mal entendido, la necedad, el no aceptar “derrotas”.

Y así es muy difícil entendernos. Tal vez, la única posibilidad es encontrar una opción que nos integre a ambos “enemigos” y nos posibilite una realidad mejor para todos. Descartada la opción de destruir al “enemigo”, capaz que juntos conseguimos una paz sincera, inteligente, saludable para todas las partes.

Algo así como “cuando juega la celeste somos tres millones…” Puede sonar idealista o utópico, pero es un ejemplo real.

Como, por ejemplo, que a pesar de nuestras “enemistades” internas para muchos extranjeros tenemos un gran país, un gran presidente, muy buena gente.

Nos va la vida en encontrar caminos conjuntos.

Quería sincerarme con la valiente propuesta de Don Timoteo, porque -como yo- seguramente la primera reacción de muchos fue ponerse el sayo y calentarse. Pongámonos el sayo todos -“los de un lado y los del otro”- pero mastiquemos la saludable invitación, seamos conscientes de nuestras debilidades porque es el primer paso para superarlas.

Bienvenida Don Timoteo, bienvenidas las murgas, bienvenido el Carnaval uruguayo.

-

Fuente.- La República

Golazo de la murga del Chino Recoba

Don Timoteo, conformada por casi el 100% de los campeones del año pasado, debutó con gran nivel en el concurso del Teatro de Verano

Juan Samuelle @juansamuelle

Don Timoteo en el Teatro de Verano

Don Timoteo, popularmente señalada como la murga de Álvaro “Chino” Recoba (el futbolista tricolor es uno de los directores responsables del conjunto), anotó un golazo en la madrugada de este lunes, en el escenario del Teatro de Verano, debutando con éxito ante el jurado del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de 2014.

Podrá o no volver a ganar el título, cosa que consiguió en 2013 (en aquel caso bajo el título Asaltantes con Patente), dado que tiene algunos rivales categoría “peso pesado” que al cierre de esta edición todavía no habían concursado ni siquiera por primera vez, no obstante con el estreno de su espectáculo en el Parque Rodó este viejo título murguero rescatado del olvido por el “Chino” y sus amigos estableció que, al menos por ahora, para ser campeón en murgas hay que mejorar lo muy bueno de esta destacada propuesta artística.

Tras el debut de la comparsa Integración, la murga Clásicos Asaltantes y los humoristas de Sociedad Anónima, tras la medianoche del domingo Don Timoteo exhibió, en un “Ramón Collazo” repleto (con varios días de antelación se agotaron las entradas), un estilo murguero muy similar al de Asaltantes con Patente de 2013, cuestión lógica si se considera que casi el 100% de sus integrantes y asesores técnicos son los mismos, apenas hubo un par de cambios. Y con ese estilo ya ganó, merecidamente además.

Textos ingeniosos (obra principalmente de Carlos Tanco, con aportes de Pablo Routin y Pablo Aguirrezabal), un coro que cautiva por su potencia y dicción (arreglado por el director escénico, Pablo Riquero), vestuario, sombreros y maquillaje excelentes (obras de Paula Villalba, Alfredo Iriarte y Rosario Viñoly, respectivamente), destacados aportes en accesorios e iluminación y una puesta escénica de Routin muy eficiente son virtudes incuestionables en el conjunto que tiene por directores, además de al “Chino”, al futbolista Antonio “Tony” Pacheco y a Rafael Perrone.

Recoba, incluso, tras cumplir con sus compromisos con Nacional en la noche del domingo cuando Nacional venció 2 a 0 a Rentistas en el Parque Central por el torneo Clausura, estuvo en el Teatro de Verano junto con sus familiares presenciando el show y saludando a los integrantes de la murga, deseándoles suerte previo al ingreso de estos al escenario. Pacheco no pudo asistir, estaba concentrado en Los Aromos previo al viaje a Venezuela, donde defenderá a Peñarol este miércoles en un partido por la Copa Libertadores.

Con Diego Bello y Aguirrezabal como principales cupleteros, más toda la murga involucrada, se desarrolló un espectáculo que este año se denomina “En busca del enemigo”: ese es el eje temático, con un saludo de presentación y una canción de retirada muy atractivos.

Mediante diversos recursos la murga identifica enemigos que tiene la sociedad actual y sus integrantes para, desde ese escenario, entretener y criticar, alcanzando logros sobresalientes cuando alude a la delincuencia de estos tiempos comparada con la de otros tiempos, en los que el delincuente “tenía valores” (cuestionándose que haya valores en la delincuencia, claro); cuando se alude a los parásitos del Estado como los grandes enemigos; cuando en un instante jugado a generar humor se cuestiona al vecino del edificio por diversas impertinencias rematando eso con temas del relacionamiento con Argentina y Brasil; y cuando a la hora de despedirse reflexiona que en ese interés de combatir al enemigo a veces el individuo y la sociedad acaban pareciéndose a ese enemigo a combatir.

A Don Timoteo poco le pesó la mochila de llegar como la murga de los últimos campeones o ser una murga en donde se ha focalizado una inversión económica cuantiosa. En todo caso, son cuestiones que lejos de mermar sus chances las potencian. Algunos dirán que sus textos no tienen gran contenido y que es lo que se suele escuchar durante el año en la radio en los trabajos de Tanco, otros que los cupleteros y sobre todo Aguirrezabal habla demasiado y la murga no canta el tiempo adecuado y otros que se extrañó la ausencia de Rafael Cotelo (por un tema de salud de una de sus hijas, a último momento tras ensayar mucho no pudo salir este año en carnaval y ayer en cuanto pudieron sus compañeros le dedicaron el show). Es un tema de gustos y cada opinión es respetable. Y en algunas de esas críticas algo de verdad hay. Lo que no admite cuestionamiento es que es una murga capacitada para estar en la definición. Si no gana, le habrá faltado poco. Y por algo ya es una de las tres murgas que, pese a tantas suspensiones, más ha sido contratada para concurrir a los escenarios barriales.

En definitiva, se apreció un espectáculo precioso, que seguro habrá merecido una alta calificación en cada rubro, estéticamente muy agradable y que seguro estará entre los mejores de este año murguero. Resta que Don Timoteo actúe en la rueda de ajuste, y en la Liguilla y ver qué sucede con otras murgas que mucho prometen y le darán batalla, pero ya se puede afirmar que esta es una de las mejores propuestas, de esas que vale la pena abonar una entrada para verla en acción en los tablados del carnaval uruguayo.

-

Fuente.- ElObservador

Murga Don Timoteo con buenas ideas bien realizadas

Sociedad Anónima tuvo altibajos pero una gran comunicación con el público

Finalmente el Carnaval pudo regresar a su templo y se cumplió una nueva etapa del Concurso Oficial. La murga Don Timoteo, con casi todo el elenco de la ganadora 2013, Asaltantes con Patente, presentó un espectáculo que, si bien no tiene “picos” de genialidad, fluye sin decaer y atrapó al público de principio a fin. Una creación “redonda” en todos los rubros con buenas ideas bien realizadas.

Gustavo Trinidad

Foto gentileza de José Arisi ( Carnaval en Fotos )

Por su parte los humoristas Sociedad Anónima tuvieron momentos buenos y de los otros, con altibajos en ambas humoradas. Los humoristas de Carlos Barceló mantuvieron su estilo elaborado, creando situaciones y no simplemente rejuntando chistes. El despliegue de producción tiene puntos altos en el vestuario, buenas voces y cuidada puesta en escena.

El público se divirtió y el espectáculo puede mejorar con el rodaje de las funciones. La murga Clásicos Asaltantes apostó a un estilo tradicional y logró una buena comunicación con el público. Se notaron algunos desajustes en las entradas de tríos y dúos por la distancia en los micrófonos. El coro cantó fuerte y claro.

Algunas secuencias por clásicas resultaron previsibles, como el cuplé de Las Solteronas, desarrollado con hombres vestidos grotescamente de mujeres. Cabe aclarar que lamentablemente y por razones de fuerza mayor no pudimos ver a la comparsa Integración que presentó un espectáculo sobre la vida poco conocida de la mítica Fermina Gularte, más conocida como Marta Gularte. Florencia Gularte, directora de la comparsa, interpretó a Marta en su época adulta.

Sombreros al viento

Don Timoteo llegaba con la responsabilidad de haber sido la ganadora del año pasado. La prueba la pasó con creces. El grupo de Rafael Perrone, Álvaro Recoba y Antonio Pacheco mantuvo un canto sumamente dúctil que convenció tanto en su fortaleza como cuando requirió de sutilezas y dulzuras. Los arreglos musicales de Pablo Riquero dotan al espectáculo de una musicalidad sumamente rica. Una de las secuencias más logradas se da cuando la murga sale en busca del enemigo, en el entendido que siempre es necesario tener uno.

El texto de Carlos Tanco, Pablo Routin y Pablo Aguirrezábal es pleno de ironías y paradojas. Así por ejemplo se da cuenta de que la obsesión por el enemigo, hace que uno termine pareciéndose al enemigo que buscaba combatir. Hay que destacar el dúo de Diego Bello y Pablo Aguirrezábal, que se complementaron notablemente para lograr la risa.

Bello con todo su oficio y en un punto alto de su carrera; Aguirrezábal con su estilo diferente, que oscila entre el absurdo y la torpeza.

Bien logrado estuvo el cuplé que compara la delincuencia de antes y la de ahora y compara los “valores” de los ladrones de otrora. Luego se utiliza una cuerda que envuelve a toda a la murga, para desarrollar el tema del Estado y sus parásitos. Donde nuevamente se descubre la paradoja de un Estado del que todos quieren vivir, pero que también presiona y ahorca. Hay que destacar el maravilloso vestuario de Paula Villalba que se complementa con otra maravilla, que es el maquillaje de Rosario Viñoly y una creativa puesta de luces de Martín Blanchet. Una linda retirada: “Esto es Don Timoteo y los sombreros hacia el cielo se van”, dice la letra.

-

Fuente.- La República